Inicio / Blog / Como llegué a ser Iron Man

Como llegué a ser Iron Man

Posted on

Pareciera una novela de acción y suspenso, pero no; es una realidad y hoy te voy a compartir mi historia:

Brevemente te diré que después de haber caído en una fuerte adicción al consumo de diversas drogas por casi 20 años; habiendo estado varias veces al borde de la muerte y después de vivir todas las consecuencias de ese estilo de vida de destrucción personal, como paros respiratorios, cardiacos, infartos, ruptura de huesos y ligamentos por descalcificación entre muchas otras cosas que ya no tiene sentido mencionar.

Hubo un día, a principios de enero del año 2011, en que tomé la firme decisión de entregarme a una real rehabilitación física, mental y espiritual; comenzando además una gran lucha por no morir.

Las predicciones eran claras; no podría hacer ejercicio nunca más. Mis pulmones lastimados, mis huesos rotos, problemas para hablar, para reconocer personas, para entablar conversaciones, incluso para saber en qué día vivía.

Vivía también las crisis de la abstinencia; convulsiones, depresión, pánico, miedo; un verdadero infierno con el que uno se topa al tratar de dejarlo todo.

Y FUE ENTONCES CUANDO DESCUBRÍ MI VERDADERO CARÁCTER.

Aprovechando que, a pesar de todo, había tenido la oportunidad de estudiar rehabilitación física, comencé a auto atenderme; a crear mis propios movimientos y técnicas de restauración; comencé a activar mi cuerpo, y fue hasta después de 6 meses que logré trotar una carrera completa.

¡Mis primeros 5 kilómetros!

Continué entrenando y once meses después logré en el Xel-Ha ¡Mi primer triatlón sprint!

 

Ese fue el inicio de una gran historia, donde la disciplina y compromiso se convirtieron en la base de mi vida; comencé a ser leal a mis sueños y al cuidado de mi cuerpo y me perdoné a mí mismo por todo el daño que me había hecho. Tuve que aprender a soltar el pasado para lograr un presente lleno de amor y cuidados para mi ser, para mi cuerpo.

Poco a poco seguí creciendo como deportista, como ser humano, como hombre, como hijo; hasta que también me hice entrenador, coach deportivo y también coach de vida certificado.

 

Al ir conociendo mis capacidades mentales y físicas, empecé a ir por más.  Comencé a entrenar para correr medios maratones, maratones completos, duatlones y triatlones cortos.

Mi mente y mi espíritu cada vez querían más y yo había descubierto que si enfocaba todas mis fuerzas en un solo objetivo, era casi seguro que lo podría lograr.

Así fue que comencé a entrenar primero para un MEDIO IRON MAN y luego para el IRON MAN completito.

 

Hoy con 5 años haciendo deporte, puedo decir que me siento muy satisfecho de lo que hago; a mi tiempo, a mi ritmo, y siempre con la cabeza en alto.

 

No puedo correr rápido por las lesiones que me dejaron todos esos años de excesos, pero he podido lograr todo lo que me propongo porque encontré la clave y así he alcanzado lo que para mí parecía inalcanzable y vivo actualmente la vida plena que en un momento creí nunca podría llegar a vivir.

 

Que ¿cómo me hice triatleta, maratonista, ultra trail y IRON MAN?

¡Pues así!

  • Encontré un motivo para seguir vivo
  • Reconocí mis errores
  • Tomé métodos de rehabilitación en adicciones y deportivos
  • Creé un nuevo plan de vida
  • Fijé metas
  • Busqué asesoría de entrenadores y mentores en los temas de mi interés (Porque todos requerimos siempre un guía, un modelo a seguir)
  • Puse mi vida en las manos de Dios…
  • Y   TOMÉ  ACCIÓN
  • FOCO CIEN POR CIENTO EN MI OBJETIVO

 

Entrenar, comer bien, dormir bien y entrenar, entrenar y entrenar.

Escuchar a mi corazón, a mi espíritu, a mi alma. Me perdoné, me abracé y recordé de donde vengo, reconociendo que cualquier día me puedo tropezar como ya me ha sucedido, pero sabiendo también que me puedo levantar cuantas veces sea necesario.

Esta es mi historia, este es hoy mi camino y te lo comparto con humildad:

7 maratones, muchos medios maratones, 4 medios IronMan, 2 IRONMAN y una gran cantidad de logros deportivos más.

Sé que estas medallas no me hacen mejor persona; tan solo son logros deportivos.

Mi mayor logro de vida siempre será, que nunca me rindo y tengo muy claro que mi mejor opción es levantarme.

 

TAL VEZ NUNCA GANE UNA CARRERA…

PERO YO VIVO SIEMPRE EN MI PODIUM, Y DE AHÍ NADIE ME BAJARÁ.

 

¿Quieres lograr tu primer medalla?

¿Conseguir tu primer objetivo?

EL equipo DIXER tiene un lugar para tí

***QUE NADA TE DETENGA***

¡ÚNETE!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top